Tu perro es optimista o pesimista?

Delante de algo nuevo o un poco diferente, tu perro se comporta de forma optimista, asumiendo que es algo bueno (optimismo) o de forma negativa, asumiendo que es algo malo (pesimismo).

Un perro optimista no es reactivo (agresivo), es confiado y le gusta aprender. Muchos perros con problemas de conducta reaccionan de forma negativa a cosas en su entorno. La clave para ayudarles está en el optimismo.

El optimismo y el pesimismo son características intrínsecas a los animales. Por norma, en escenarios de supervivencia, animales más pesimistas viven más tiempo, se reproducen más y protegen de forma más eficaz a sus crías. Lo que conlleva a la perpetuación de esta característica. Cómo es esto? Pues el pesimista se defiende más, mientras el optimista se arriesga, no tomando las mejores decisiones para su supervivencia.

Desafortunadamente esta característica de pesimismo es perjudicial en nuestros perros de compañía o trabajo. Les crea la mentalidad de presumir lo peor:

  • “he visto un paraguas negro y no he tenido problemas, pero el paraguas amarillo que está delante me va a comer seguro!”
  • “nunca he oído este ruido antes – seguro que es el final del mundo”
  • “mi papá/mamá ha bajado los hombros durante mi entreno, voy a oler para consolarme”
  • “sitio nuevo=Ni de broma!”
  • “lo he hecho mal, no hay forma que lo pueda hacer bien”

De los miles de perros con problemas de conducta construir el optimismo es esencial.

Características de optimismo y pesimismo en perros han sido muy estudiadas por varios investigadores, incluso se ha creado un test. Pero la buena noticia es que sea como sea tu perro ahora, optimista o pesimista, no tiene que ser siempre así. Podemos hacerlos optimistas!

Aquí están algunos consejos para construir un perro optimista y a prueba de todo!

  1. Zona de proximidad! Construir una zona de proximidad cerca de ti que funciona como una protección para tu perro. Incrementa la seguridad de tu perro a la vez que trabajas no estirar de la correa y la llamada.
  2. Novedad! Es difícil estar confortable con cosas nuevas, cuando nunca hay nada nuevo y siempre se hace la misma rutina. Llevar a tu perro por diferentes sitios, caminando o en coche, cambiar un poco las rutinas de casa convirtiéndolo en una experiencia positiva, puede ayudar mucho al optimismo.
  3. Juegos! Enseñar habilidades o juegos en que el perro tiene que ser creativo y ofrecer comportamientos nuevos para ser premiados, por ejemplo meterse dentro de una caja, aumenta el optimismo! El perro tiene delante una situación ambigua que no tiene claro cómo va a terminar, pero por probar diferentes cosas logran los premios en comida, haciéndose más optimistas. (Fuente: Tom Mitchell)

Patrícia Gonçalves

Adiestradora y Educadora Profesional

Adiestramiento para disfrutar tú y tu perro

Cambrils (Tarragona)

Share This:

Publicado en Actividades deportivas, Adiestramiento, Agresividad, Conducta, Educación, Estrés, Hábitos de higiene, Miedo, Normas en casa, Obediencia básica, Socialización, tirar de la correa y etiquetado , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *