ANSIEDAD POR SEPARACIÓN – UN PROBLEMA MUY COMÚN

Una de las principales quejas de propietarios de perros es que rompen cosas en casa cuando se quedan solos. Otros pueden orinar, defecar, ladrar, aullar, escavar o intentar escaparse. Aunque estas señales indiquen que al perro le faltan normas en casa, también pueden ser síntomas de mucho estrés. Cuando estos comportamientos vienen acompañados de señales de ansiedad cuando los propietarios se preparan para salir de casa, eso significa que el perro tiene ansiedad de separación. Los intentos de escaparse por perros que sufren de ansiedad de separación son muy extremos y pueden resultar en el perro hiriéndose y en la destrucción de la casa, en especial ventanas y puertas.

Hay perros que cuando sus dueños se preparan para salir ya están alterados. Otros parecen ansiosos o deprimidos antes de que los dueños salgan o cuando ya salieron. Algunos intentan que no se vayan. Normalmente empiezan a ladrar poco tiempo después de quedarse solos, algunos en apenas unos minutos. Y cuando los dueños vuelven a casa les saludan como si no los vieran en años.

Cuando se trabaja la ansiedad de separación, el objetivo es solucionar la ansiedad que esta por detrás de que el perro no pueda disfrutar estando solo. Esto se hace poniendo al perro en la situación que le provoca la ansiedad, sin sentir miedo o ansiedad.

Algunas de las señales que pueden indicar que un perro tiene Ansiedad de Separación son:

Orinar y defecar

Ladrar y aullar

Temblar

Morder objetos, hacer agujeros y destrozar

Intentos de escaparse

Caminar de un lado al otro o en círculos, sin parar

Comer sus mismas heces

En el tratamiento de la ansiedad por separación ligera, el contra condicionamiento puede reducir o eliminar el problema. El tratamiento con contra condicionamiento consiste en cambiar el comportamiento de miedo, ansiedad o agresividad a uno placentero, más relajado. Se hace asociando la visión o presencia de lo que produce el miedo o ansiedad (persona, animal, sitio, objeto o situación) con algo que le guste mucho. El perro aprende que todo lo que le produce miedo al final resulta en algo placentero. Esto se puede hacer con un Kong relleno que dure cerca de 20 minutos en terminárselo.

El tratamiento de la ansiedad por separación moderada requiere un programa de desensibilización  y contra condicionamiento más complejo.  En estos casos hay que acostumbrar al perro a estar solo gradualmente, por cortos periodos que no produzcan ansiedad, y entonces incrementar el tiempo de separación, cada día al largo de muchas semanas. La desensibilización y contra condicionamiento requieren la ayuda de un educador canino profesional.

Lo que no hay que hacer nunca es castigar al perro por su comportamiento ansioso.  La ansiedad no significa que el perro sea desobediente.  La ansiedad es una respuesta del estrés que siente. Castigarle sólo empeora el problema.

(Fuente: https://www.aspca.org/pet-care/dog-care/common-dog-behavior-issues/separation-anxiety)

Patrícia Gonçalves

Adiestradora y Educadora Profesional

Adiestramiento para disfrutar tú y tu perro

Cambrils (Tarragona)

Share This:

Publicado en Adiestramiento, Agresividad, Conducta, Educación, Estrés, Miedo, Normas en casa, Obediencia básica y etiquetado , , , , , , , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *